COMIDA ITALIANA

La gastronomía de Italia es una de las más variadas del mundo, su cocina refleja gran variedad cultural en sus regiones, así como la diversidad de su historia. La cocina italiana está incluida dentro de las denominadas gastronomías mediterráneas y es tan imitada como practicada en todo el mundo. Es normal que a la gastronomía de Italia se le conozca por sus platos más famosos que son la pizza y la pasta, pero lo cierto es que es una cocina donde coexisten abundantes aromas, texturas y sabores del mediterráneo que la hacen única.

 

Historia de la cultura gastronómica italiana

 

Italia es un país que le ha exportado al mundo su gastronomía. La historia nos cuenta que la comida italiana recibió influencia de otros países, tales como Grecia, África y los países asiáticos. Por ejemplo, los griegos hacían un pan plano, el cual, se imagina, llevó a la creación de la pizza.

 

El hecho de comer, para los italianos, no es un acto sencillo, tiene un significado mayor. Es un momento de socializar, de convivencia, un momento de reunión con sus familiares.

 

Cereales en el norte

 

La parte más septentrional del país italiano cuenta con platos de influencia austríaca como la sopa agria o el chucrut. Además, es muy rica en cereales como el trigo, el arroz o el maíz, ingredientes que sirven para hacer platos tan sabrosos como el rissoto o la polenta, una harina hecha de maíz que se asa o se cuece que, durante años, ha sido un plato muy típico en las familias más humildes del país y que hoy se utiliza como acompañamiento de carnes, pescados y verduras.

 

 

 

 

Las pastas también ocupan un lugar prevalente en la cocina del norte de Italia, donde se acompañan con numerosas salsas como el “pesto” o la boloñesa.

 

En la zona de Liguria también son exquisitos los pescados y mariscos que se suelen servir con verduras.

 

En el norte, el famoso "carpaccio“ también ocupa un importante lugar en el menú. Se trata de carne cruda de cordero o ternera con un aliño. Los fiambres también están asentados en esta gastronomía, como la cecina, el salami, el prosciutto o la mortadela.

El vinagre balsámico de Módena, uno de los de mayor calidad del mundo, es el condimento por antonomasia de gran parte de las recetas más norteñas.

 

Carne y verdura en el Centro

 

En las regiones más céntricas de Italia los platos de verduras como la ‘minestrone‘ y la ‘cipollata’, cuya base es la cebolla, son muy habituales. Los espárragos, las setas o las espinacas también están muy asentados en el menú, sirviendo como acompañamiento perfecto de la mayoría de las carnes, que son precisamente el otro gran grupo de alimentos típicos del centro de la península italiana. Así, se encuentran platos como brochetas ‘alla porchetta’ preparadas con carne de cerdo.

 

Los picantes también tienen cierto protagonismo en el centro de Italia, siendo el condimento preferido para las pastas en la conocida receta all’amatriciana.

 

Aceite en el sur

 

El clima más seco y rocoso del sur ha propiciado que los habitantes sureños de Italia planten, sobre todo, aceitunas. Con ellas, además de alimentarse, elaboran el aceite, ingrediente fundamental de buena parte de los platos italianos como el pesto.

Lo mismo ocurre con las especias. Si hay una zona rica en especias para la cocina, ésa es el sur del país. Aunque abundan los condimentos, el orégano es sin lugar a dudas el rey de los platos más autóctonos. Aunque se encuentra en casi toda Europa, es en el sur de Italia donde se encuentra el orégano con el mejor aroma.

 

También las pastas tienen su hueco en los fogones sureños, siendo los macarrones y los espaguetis los favoritos en esta zona. Y por supuesto, no se podían dejar atrás los pescados como las sardinas, el pulpo, las doradas o los salmonetes, así como los mariscos, ingrediente principal de la sopa “Zuppa Tarentina”, muy típica de la zona.

 

La cocina de las Islas

 

Al igual que el resto del país, Sicilia y Cerdeña han recibido influencias gastronómicas de los pueblos que histórica y geográficamente han estado más cerca de ellas. Así, por ejemplo, en Cerdeña pueden encontrarse platos de origen catalán como la “Favata” compuesto por habas, tocino, salchichas y chorizo.

 

En Sicilia es donde pueden encontrarse los mejores cereales de todo el país. De ahí que las pastas sean las principales protagonistas, acompañadas, casi siempre, de verduras y pescados.

 

Los quesos y los postres

 

Los quesos son también típicos de la gastronomía italiana. Los más conocidos son el parmigiano y el grana pagano, muy extendidos en el norte.

 

También en regiones norteñas como Liguria son habituales quesos como el gorgonzola o el mascarpone. Por su parte en Cerdeña y en Sicilia, los quesos más aclamados son los de oveja.

 

La mayoría de estos quesos se usan para elaborar las salsas que acompañan luego a platos como la pasta, la carne o las verduras, aunque también se toman solos como aperitivos e incluso, en el postre.

Precisamente postres como el tiramisú, el cannolo o la panna cotta, también tienen gran importancia en el menú italiano. Y en las islas es típica la “Cassata” un bizcocho mezclado con fruta, chocolate amargo y requesón que se cree viene de la repostería árabe.

 

 

 

 

Fuente:

Anónimo (2010). Cocina Italiana 18/10/18, de ABC Sevilla Sitio web: https://sevilla.abc.es/gurme/gastronomia/cocina-italiana/

Síguenos:

HORARIO DE SERVICIO: Lunes a viernes de 7h00 a 21h00 sábados de 8h00 a 14h00

Tel: +52 (33) 1368 2200 ext. 4555

bibliogdl@up.edu.mx

© CENTROS CULTURALES DE MÉXICO A.C. | |  Calzada Circunvalación Poniente No.49 Ciudad Granja CP 45010  Zapopan, Jalisco, México